¿Cuál es el medicamento más prometedor para coronavirus ?

¿Cuales trabajos se están haciendo para encontrar un tratamientos?

La mayoría son medicamentos existentes que se prueban contra el virus, ya más de 150 medicamentos diferentes están siendo investigados en todo el mundo para el COVID-19.

(OMS) Organización Mundial de la Salud  ha ejecutado  el ensayo Solidaridad para evaluar los tratamientos más prometedores en busca de una solución al virus.




Con más de 5.000 pacientes ya participando, el Reino Unido dice que su ensayo de recuperación en personas afectadas por el COVID-19 es el más grande del mundo.

Y varios centros de investigación de todo el mundo están tratando de usar la sangre de los sobrevivientes como tratamiento.

 

Remdesivir un medicamento antiviral desarrollado para el virus ébola, a dado unos ensayos positivos y estos resultados son muy alentadores.

 

El Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de los Estados Unidos (NIAID)

encontró que remdesivir redujo la duración de los síntomas de 15 a 11 días. En los ensayos participaron 1.063 personas en hospitales de todo el mundo. Algunos recibieron el medicamento y otros recibieron tratamiento con placebo (ficticio).

 

 

El Dr. Anthony Fauci, quien dirige NIAID, dijo que el re-compromiso tuvo “un efecto claro, significativo y positivo en la reducción del tiempo de recuperación”.

 

Sin embargo, si bien remdesivir puede ayudar a la recuperación -y tal vez evitar que las personas reciban tratamiento en cuidados intensivos-, los ensayos no han proporcionado una indicación clara de su capacidad para prevenir las muertes por coronavirus.

 

Se cree que los antivirales son más eficaces en las primeras etapas y los medicamentos inmunológicos más adelante en la enfermedad.

 

Es uno de los cuatro fármacos del ensayo Solidaridad de la OMS y su fabricante, Gilead, también organiza ensayos.

 

Los datos estadounidenses sobre remdesivir fueron publicados al mismo tiempo que un ensayo de la misma medicina en China, reportado en la revista médica Lancet, mostró que era ineficaz.

 

Sin embargo, este ensayo fue incompleto, ya que el éxito del aislamiento en Wuhan significó que los médicos estaban cortos de pacientes.